Geyer


Así le vibra la vida…

Con ustedes, señoras y señores, nuestro gerente, el señor, bien respetado, digno, eminencia y docto Don Geyer… ¡Nah! estamos bromeando. Es la persona más humilde que hemos conocido y su energía es especialmente suave. Se encarga de nuestras finanzas, nuestro talento humano, nuestros clientes, nuestros contratos, nuestros informes … Deben pensar que no le queda tiempo para nada ¡pero no! le queda tiempo para ver los partidos que más le gustan.

Él te visitará con frecuencia para saber cómo marcha todo y decidirá qué acción se llevará a cabo.